miércoles, 14 de junio de 2017

TAN SOLO EN DOS MUNICIPIOS DE LA MIXTECA POBLANA 6 MIL ALUMNOS CARECEN DE AGUA POTABLE EN SUS ESCUELAS: CHAPINGO

 (CODICS).- En México sólo el 23.9% de las escuelas cuenta con bebederos de agua, a pesar de que los más de 150 mil planteles de nivel básico deberían tenerlos por ley, pero lo más dramático es que las escuelas rurales e indígenas carecen hasta del vital líquido, por lo que debido a que decenas de alumnos de educación básica que asisten a las escuelas en la Sierra Mixteca poblana en estas condiciones, la Universidad Autónoma Chapingo llevó su Programa de “Captación de Agua de Lluvia” con el cual alivian esta carencia.

En escuelas de nivel preescolar y básico de apenas 8 y hasta 50 alumnos del estado de Puebla, en zona considerada marginal, de extrema pobreza y semiárida, es que investigadores y alumnos de la UACh a través del Programa Especial de Extensionismo y Vinculación Universitaria destinaron recursos e infraestructura para atender una de las principales carencias en la región donde llueve escasamente.

En la zona existen alrededor de 30 planteles de educación básica y la mayoría no cuenta con el suministro de agua por lo que los padres de familia se ven en la necesidad de pagar el traslado de este líquido en pipas o tinacos para lo cual tienen que destinar hasta mil 500 pesos, recurso que toman de su gasto para la alimentación familiar.

Se trata de 8 escuelas en el municipio de Zacapala, en la  Mixteca poblana, donde existen 30 planteles, de los cuales 10 son indígenas, 13 comunitarios y el resto, 7, son sistema general. En esas ocho escuelas que ya cuentan con el módulo se podrán captar 88 mil litros y de éstos 4 mil 480 litros serán de agua purificada.

En esas 30 escuelas asisten mil 028 estudiantes por lo que con el programa de “Captación de Agua de Lluvia” se alivia esta carencia al ser atendidos 700 estudiantes, lo que representa el 68% de la matricula municipal.

Rafael Sánchez Bravo, titular del Programa de “Captación de Agua de Lluvia” de la Uach, en el municipio de Zacapala, donde hay 4 mil 224 habitantes, dejó en claro que en cada módulo podrán captarse 12 mil litros de agua en cada lluvia que se registre de tal suerte que “esto no es un regalo, venimos a enseñar, no queremos un monumento, venimos a sumarnos a una lucha que si no la damos terminaremos con el agua para los niños del presente y  futuro”.

Así, el especialista de Chapingo instaló 10 módulos en el mismo número de centros educativos de control federal y estatal donde los niños no tenían acceso al agua para servicios básicos como el consumo humano y el sanitario.

El investigador apoyado por Pedro Ponce Javana, Subdirector de Servicios y Extensión de la Universidad y responsable del Programa Especial de Extensionismo y Vinculación Universitaria, acudieron a efectuar la entrega de dichos módulos y advirtieron a los beneficiarios que ningún partido político, ningún líder social y ningún funcionario de gobierno federal, estatal o municipal,  se puede adjudicar dicha entrega pues los recursos provienen de la Universidad y no están condicionados políticamente.

Durante la entrega de los 10 Módulos de Captación de Agua de Lluvia en el municipio antes citado así como en el Municipio de Tepexi donde hay 86 escuelas de nivel básico, preescolar, primaria y secundaria de acuerdo a cifras del INEGI de las cuales 43 son indígenas y existen 4 mil 987 estudiantes, se apoyaron a dos planteles en donde podrán captar 22 mil litros de agua de lluvia y de los cuales mil 120 será agua purificada.

En este recorrido, de dos municipios de la Mixteca poblana, Zacapala y Tepexi, donde la población total supera los 24 mil 500 habitantes y el 100 por ciento carece de agua potable o entubada en sus domicilio, Pedro Ponce Javana, a nombre del Rector de la Universidad Autónoma Chapingo, Sergio Barrales Domínguez, declaró que la Universidad “no es un partido político, no somos una religión, somos una Universidad en el rescate de valores como la solidaridad y el amor al prójimo”.

Por ello, agregó, es que hace unos de su presupuesto, el cual ascendió para este año a más de 2 mil 600 millones de pesos, a programas de esta índole a fin de que haya verdadero impacto social.

En ese orden de ideas, el investigador Rafael Sánchez Bravo, enfatizó que “el reto también es que los niños dejen de ser clientes de las dádivas de políticos y que los padres de familia vean que no tienen que andar mendingando a nadie”.

Es momento de decir no al clientelismo y sí sembrar conciencia del cuidado al medio ambiente y los recursos naturales como es el agua ya que ésta no nace en los acuíferos, viene de la lluvia”.


Finalmente, ambos académicos, Ponce Java y Sánchez Bravo, recomendaron a los niños, maestros y padres de familia de los 10 planteles educativos beneficiados con los Módulos de Captación de Agua de Lluvia a no dejarse engañar de quien pretenda cobrar por dicho beneficio “denles una patada y denúncienlos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.